Los desafíos del nuevo Gobierno en el departamento de Córdoba

Los desafíos del nuevo Gobierno en el departamento de Córdoba

El pasado 7 de agosto inició la era de un nuevo Gobierno a cargo del presidente Iván Duque, apostándole a tres pilares: legalidad, emprendimiento y equidad. Pues bien, cada inicio del cuatrienio abre la oportunidad para analizar el rumbo de desarrollo sostenible para Colombia. También lo es para los cordobeses.

Para ello, quiero concentrar la atención en el último pilar: la equidad. Primero porque también fue pilar del Gobierno anterior -tal vez con otro enfoque-. Segundo porque está incorporado en los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS). Y tercero, porque es de vital importancia para el departamento de Córdoba.

Como las problemáticas son muchas en el sector público, quiero iniciar el debate con 4 temáticas para Córdoba, con el ánimo que sean un insumo para la discusión del Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022. Se parte entonces de la idea, que, para tomar decisiones, es importante saber dónde estamos mal. En esa vía, se hará referencia a: i) lucha contra la pobreza, ii) competitividad, iii) cobertura de servicios públicos en acueducto y alcantarillado y iv) déficit cualitativo de vivienda.

En primer lugar, según el DANE, Córdoba es el quinto departamento -de 23- con mayor pobreza monetaria en Colombia. 2 de cada 5 cordobeses son pobres. Hay 19% más de personas en condición de pobreza si se compara con las cifras de toda Colombia. Lo superan en esta medición, los departamentos de Chocó, La Guajira, Cauca y Magdalena. Si bien se ha reducido en 20% en los últimos 15 años, se hace necesario cambiar la estrategia de lucha contra la pobreza. Con la tendencia actual, se necesitarían 15 años para que el departamento llegue a la tasa nacional y 30 para reducirla a un dígito (6,2%). Además, como la pobreza rural es 2,3 veces mayor que la urbana, las soluciones de política pública deberían estar encaminadas a reducir esta diferencia.

De otra parte, en materia de competitividad, de los 26 departamentos analizados por el Índice Departamental de Competitividad en 2017, Córdoba se ubicó en el puesto 21, cuatro puestos menos con respecto a 2016. Esto es el bajón más significativo desde 2013. ¿Dónde están los mayores retos? Según el índice, los mayores esfuerzos deben concentrarse en infraestructura relacionada con cobertura de servicios públicos y TIC; calidad en educación básica y media; cobertura y calidad en educación superior; en salud para la primera infancia; en investigación en ciencia y tecnología y eficiencia del mercado laboral. Estas conclusiones son muy similares si se compara con el Índice Departamental de Innovación para Colombia. Aún hay mucha tela por cortar.

En tercer lugar, otro aspecto relevante se trata de cobertura de servicios públicos, en particular el acueducto y alcantarillado. Según el DNP, a partir de datos de la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios de 2016, Córdoba es el tercer departamento del Caribe con menor cobertura de acueducto (después de Bolívar y Magdalena) y el segundo en alcantarillado (después del Magdalena). Esto quiere decir que 1 de cada 3 cordobeses no cuentan con acueducto y de 1 de cada 2 no tiene alcantarillado en sus casas. Se requiere entonces de una mayor inversión de la que ha existido para atender estos servicios básicos en sus 7 subregiones. Por ejemplo, entre 2010 y 2017, el Plan Departamental de Aguas para Córdoba ascendió en 46.297 millones, según el Ministerio de Vivienda y Desarrollo Sostenible.

En cuarto lugar, el déficit cualitativo de vivienda es una apuesta necesaria. El departamento requiere mejorar y/o ampliar las viviendas, de tal forma que garanticen la prestación de servicios públicos, espacio público, zonas recreativas, transporte, etc. Según el DANE, Córdoba tiene el mayor déficit entre los departamentos del Caribe. 1 de cada 2 cordobeses no cuentan con una vivienda adecuada. El DNP propuso apuntar las baterías en los 5 municipios que más lo requieren: San José de Uré, Tuchín, Canalete, Purísima y Los Córdobas Una acción pública concentrada podría ayudar al éxito de una política de vivienda para el departamento.

Así las cosas, aquí están cuatro de varias problemáticas que requieren soluciones para mejorar la desigualdad en Córdoba. Parte del debate estará en la inversión pública para el departamento. Entre 2015 y 2018, el presupuesto del Plan Nacional de Desarrollo vigente (2014-2018) ha destinado 18,9 billones de pesos. El desafío para el Gobierno y para el Congreso es al menos mantener dicha distribución.

Por último, es importante analizar las potencialidades de Córdoba. Esto va más allá de aquellas donde hoy ya tiene ventajas, sino más bien donde podría tenerlas. Para ello, se hace necesario pensar en el diseño de una política de innovación pública que aproveche las superioridades en producción de derivados de la carne, leche, productos agrícolas y elementos para la construcción. La tendencia mundial de la innovación pública está dirigida a buscar caminos distintos para el desarrollo, que mejore la calidad de vida de sus habitantes y sobre todo supere la pobreza. Córdoba tiene una oportunidad para implementarlo en los próximos 4 años.

 

Mario Ruiz Soto

Profesional en Gobierno y Relaciones Internacionales

Universidad Externado de Colombia

Twitter @marioruizsoto 

Publicado en el portal virtual La Razón: https://larazon.co/2018/08/desafios-nuevo-gobierno-en-el-departamento-de-cordoba/

Anuncios